CÓMO ENCONTRAMOS LOS TESOROS. QUÉ HAY DETRÁS

Este blog va a estar vivo desde hoy 11 de marzo de 2019, porque me encantaría conpartir con vosotr@s mis experiencias que conllevan acercarte los tesoros destinados para tí. 

Ir en persona  a por ellos o hacer las cosas como las hago tienen un por qué y un para qué. 

Hay muchas maneras de tener una tienda.  Y si es una tienda online, las posibilidades son infinitas. La sociedad, el mundo, la economía, el sistema, se está digitalizando a pasos agigantados, y seas un gran amante de la tecnología o bien todo lo contrario, todos somos conscientes de la gran ventana que es Internet.  

Están aflorando muchas tiendas online que bajo este nuevo paradigma resultan ser muy cómodas y lucrativas. Si no conoces este "mundillo" puedo descubrirte que para tener una tienda online no se necesita ni inventario. Es decir, puedes vender cosas que nunca verás en persona. Esto se llama Dropshiping, investígalo un poco si no lo conoces. 

¿Por qué yo no hago Dropshiping?

Mi naturaleza es, o ha sido,  totalmente ajena a la tecnología. Soy amante del aquí y el ahora, de conectar con mi alrededor, no me gusta estar detrás de una pantalla de móvil u ordenador. De hecho hasta hace poco, tecnología que tocaba... ¡se estropeaba! 

Siempre he amado viajar. Desde siempre ha sido mi segunda prioridad (después de la danza). Ser bailarina de danzas orientales conlleva ser, además:  costurera, promotora, productora de eventos, profesora,  etc...  Es decir, trabajo a jornada extra súper completa. 

Pero siempre he necesitado viajar en verano para parar, coger aire, ver mi vida con perspectiva, volver recargada, y sobre todo, conocer culturas, ampliar horizontes mentales, aprender, compartir... 

Me embriagaban las culturas que conocía.  Y cómo se reflejan en sus costumbres, su danza, su ropa, y su joyería. Desde hace muchos años traía detalles para mis alumnas. Me encantaba recopilar piezas selectas de rincones de China, Tailandia, Malasia, Nepal, India,  etc..  y ofrecerlas aquí en España, ser testigo de esa conexion joya-persona. ME ENCANTA. 

Muchas veces he conocido en mis viajes a personas que tienen tiendas y viajan en busca de proveedores,  nuevos diseños etc... Y siempre había algo dentro de mí que me seducía de ese estilo de vida, que lo sentía súper compatible conmigo.  Pero sabía que no era el momento,  mi foco era la danza,  la escuela de danza,  la comunidad de la danza.  Y por eso empecé a surtir a mi comunidad de la danza tribal, las fusiones y las danzas orientales.  

Esta segunda Pasión de recopilar tesoros fue cada vez "ocupando" más y más de mí tiempo y energía.  Es un trabajo que adoro.  Elegir ropa,  joyería y complementos que me fascinan,  artículos "no tan típicos" pero con tanta simbología,  tanta historia,  que me enamoraba.  Y claro,  ver que eso mismo sienten mis clientas me hace sentir tan orgullosa que ya no pude parar. 

Y de repente...  Llegó el cambio. 

Me di cuenta de que ahora la tienda ocupaba más tiempo en mi mente,  llegó el momento en el que me empecé a interesar en este nuevo paradigma de la tecnología,  de Internet,  del E-commerce.  ¿Quién me lo iba a decir?  Nunca digas nunca. 

Empecé a disfrutar estudiando cosas nuevas,  aprendiendo nuevos mundos y maneras de ganarse la vida.  Aprender y salir de mi zona de confort es mi droga más poderosa.  

Y me lancé a esta aventura. 

Por eso Mundo Tribal existe,  y por eso Mundo Tribal es como es:  recopilo tesoros escondidos,  muchas veces llegan sucios,  viejos.  A todos ellos les recibo con cariño. Si no soy yo la que va en busca de los tesoros (no siempre se puede viajar a por ellos), pues pago los gastos de envío y aduanas (ufff.  Ni os cuento lo que esto supone). Hago fotos lo más dignas posibles a cada artículo,  sea cual sea:  una concha "insignificante" o un collar espectacular.  Todos los artículos de Mundo Tribal son recibidos con ilusión y amor.  Les doy la visibilidad que se merecen. Los ofrezco al mundo,  e intento hacerte llegar su significado,  su historia,  las anécdotas. 

Es decir:  podría hacer Dropshiping,  si.  O vender cosas más "populares",  más "vendibles",  o no perder tanto tiempo y energía en catalogar hasta lo más "banal". Pero AMO TANTO ESTE TRABAJO que no puedo hacerlo de otra manera. Mi meta no es vender cuanto más mejor de la forma más rápida y fácil posible (quizás sería más inteligente,  Jajajaja) , pero me encanta hacerlo como lo hago,  y esto NO TIENE PRECIO.  Me siento súper orgullosa de que esto sea así.  Hay amor en cada artículo,  hay mucho trabajo detrás de Mundo Tribal.  PERO ES UN TRABAJO QUE NO ME CUESTA TRABAJO. Es un verdadero placer. 

Me gusta el contacto personal. Hay pura magia en humanizarlo todo.

No todo es fácil, aunque lo visible parezca ideal.

He de confesar que he escrito todo esto sin guión ni estructura. Quiero también dar visibilidad a lo costoso que es este método, ya que no es fácil ajustar el precio lo máximo posible y competir con plataformas como Amazon. Con tiendas como Mundo Tribal supone añadir al precio del producto: los gastos de envío, aduanas (varias veces más caro que el precio del producto en sí). A veces llegan rotos o defectuosos. Otras veces te llegan paquetes que no eran para tí. Y tu paquete está en otro país. Otras veces se demoran meses por motivos varios.

¿Y qué decir de ir tú a por los tesoros? Sé que es una idea súper romántica, y a mí me encanta viajar así que no me voy a quejar de esto nunca. Pero ir a por los tesoros en persona supone:

1. paralizar tu vida y tu trabajo aquí (se traduce en dejar en stand by tu fuente de ingresos y tu rutina).

2. gastar dinero, obviamente: vuelos, visados, cambio de divisas, hospedaje, comida, moverte...

3. el trastorno de horarios, comidas, etc... Cambios que afectan a tu cuerpo y biorritmo.

4. exponerte a problemas de retrasos de vuelos, pérdidas de maletas, contratiempos, y situaciones duras de todo tipo que en tu rutina tienen menos probabilidades de que sucedan. Y si no son viajes presenciales y pides desde España: gestiona los envíos, el mandar el dinero, entiéndete con los proveedores, recibe lo que has pedido (muchas veces no sucede...), o todo en buenas condiciones. Recíbelo a tiempo... Y mil etcéteras.

5. tener que valer para ello: no todo el mundo disfrutaría, creo, buscando por rincones de pueblos perdidos, establecer relaciones con costureras locales, encontrarlas de debajo de las piedras. Negociar, entenderte, hacer un pacto que beneficie a ambas partes. Recorrer ciudades locas asiáticas con la moto para comprar. Dar mil vueltas y rodeos hasta que consigues lo que quieres. Y mil historias más que me están viniendo a la memoria con nostalgia y cariño.

6. una vez recibidos los tesoros, dale la visibilidad que merecen: fotos dignas, textos escritos con cariño y cuidado, darles visibilidad dentro de la jungla de Internet, moverte por eventos, bazares, festivales, trabajar de la manera más personal con l@s client@s, etc.

 

Y ahora,  tras explicarte un poquito la esencia de Mundo Tribal,  prefiero que seas tú mism@ l@ que vea cómo trabajamos. 

Te abro la puerta de la trastienda. Linkea: "MARRUECOS (enero 2019) - ENTRA EN LA TRASTIENDA"

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados